Etiquetas

Bienvenido a nuestro domicilio

Somos un equipo de ilustradores, que vamos en busca de personas que nos brinden su apoyo para desarrollarnos como dibujante ¿ Cómo? Abriéndonos su casa y posando para nosotros.

Dibujo a Domicilio es una iniciativa que busca reactivar el dibujo del modelo al natural, acercar la experiencia del dibujante a las casas para así reactivar el uso de la antigua figura del pintor de cámara, con una mirada más fresca y fomentar de esta manera la experiencia artística ya nos solo por parte dele los artistas sino también por parte del modelo quién quiera que sea nuestro anfitrión!
English
THE WALK IN ARTIST (Dibujo a Domicilio) We are a group of artist in search of people that can give us their support in our development as a illustrators.
This iniciative expects to reactivate natural figure drawing as used in the late middle ages when painters went to palaces to draw members of the royal families but with a fresh and modern point of view. How can this be done? inviting us to their homes and posing for us. As a host you will gaing a rich experience joining for about 2 hours the world of the artists!!

viernes, 15 de abril de 2011

Visita 20, Silvia - Testimonio

Testimonio, Dibujo a Domicilio ¿" Robo a Domicilio" ?
 Silvia  no deja un relato de sus impresiones y experiencia posando para Dibujo a Domicilio.

"Silvia Matos del Toro 15 de abril a las 11:54

"Todo comenzó una mañana cuando recibo por el facebook un mensaje de un desconocido diciendo que era su musa, que no sabía cómo pero era la realidad de sus ilustraciones, yo me quedé anonadada al comprobar con mis ojos como los dibujos se parecían a mí en muchos aspectos y me ofreció dibujarme con un grupo de amigos, lo primero que pensé fue “ este chico no está muy bien de la chota” pero luego cuando lo medité me pregunté que por qué no hacerlo, es una nueva experiencia y un tanto erótica meter en tu casa a un grupo de desconocidos a que te ilustren suena tentador, tenía mis dudas sobre si era verdad o una nueva forma de robo a domicilio. El ilustrador se puso en contacto conmigo vía facebook para darme todos los detalles de la cita y de cómo sería todo, yo seguía con mis dudas y mis preguntas en mi casa, he de reconocer que a veces un tato eróticas pero pronto se me quitó. El viernes pasado paseando por Gran Vía un jovencito rapado con perilla grito mi nombre y yo mirándole pensé “y este chico ¿Quién es? ¿Por qué sabe mi nombre?” Era el chico que se puso en contacto conmigo, fue toda una alegría verle antes de la sesión pues ya era un voto a su favor y veía que esa persona, la que me mandaba mensajes, tenía cara y voz.


El día antes los nervios recorrían mi cuerpo y me ponían en tensión con ganas de anular la sesión de dibujo por miedo a enfrentarme a algo nuevo pero a la vez había una voz en mi interior que me incitaba a hacerla incluso desnuda, era una sensación única, pensar como un grupo de dibujantes profesionales plasmaba mi persona en una hoja. Pensar en meter a 5 desconocidos en tu casa para que te pinten, si lo piensas con mala idea, tiene muchos factores que pueden convertirse en miedo pero siendo buena es una oportunidad única de conocer a unos grandes artistas, que me conozcan y poder ser musa por una tarde.

El martes me subía por las paredes y estaba un poco nerviosa, no sabía nada de cómo iban a ser las 3 horas y media que duraría la sesión, pensaba en el desnudo, pensaba en biquinis, pensaba en trajes, pensaba en un montón de cosas que se me venían a la cabeza incluso llegue a pensar que como había poco espacio podía tirarme en la plaza de la luna y que me pintaran allí, pero creo que llamaría la atención y eso no era muy bueno. Puntuales, tocaron a mi puerta y contestaron con “dibujo a domicilio” eso me gusto y dice mucho de ellos, es un aspecto profesional. Nerviosa, esperaba impaciente la llegada de las personas que iban a plasmar mi imagen en folios, vestida con un simple biquini y unos tacones rojos recibí en la puerta a 4 chicos y una chica, entre los asistentes se encontraba un ilustrador muy conocido.


Trajeron varias botellas de vino, para entonarse y dibujar con soltura, y unos paquetes de aperitivos muy buenos, comenzamos hablando un poco de todo, conociéndonos y riéndonos, tras el primer vaso de vino cogieron sus lápices y sus cuadernos y comenzaron a dejar mi imagen sobre papel para el resto de la vida, apareceré en cuadernos dentro de 20 años y cuando tenga 80 años pensaré que estaré dentro de alguna casa y que sus hijos y nietos se habrán deleitado con los dibujos en los que yo, afortunadamente, formaré parte de la historia de la vida de cada uno de los ilustradores. 

¿Recomendaría esta experiencia? Si, ha sido algo especial y único, sentirte importante por tan solo 3 horas pero eso me vale, hay gente que jamás tendrá esas horas de importancia. De todo y de cada cosa que pasa en la vida se aprende y de esta he aprendido a creer en la gente y conocer mi lado de modelo que me ha encantado y estaré dispuesta a hacerlo muchas veces más.
"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada