Etiquetas

Bienvenido a nuestro domicilio

Somos un equipo de ilustradores, que vamos en busca de personas que nos brinden su apoyo para desarrollarnos como dibujante ¿ Cómo? Abriéndonos su casa y posando para nosotros.

Dibujo a Domicilio es una iniciativa que busca reactivar el dibujo del modelo al natural, acercar la experiencia del dibujante a las casas para así reactivar el uso de la antigua figura del pintor de cámara, con una mirada más fresca y fomentar de esta manera la experiencia artística ya nos solo por parte dele los artistas sino también por parte del modelo quién quiera que sea nuestro anfitrión!
English
THE WALK IN ARTIST (Dibujo a Domicilio) We are a group of artist in search of people that can give us their support in our development as a illustrators.
This iniciative expects to reactivate natural figure drawing as used in the late middle ages when painters went to palaces to draw members of the royal families but with a fresh and modern point of view. How can this be done? inviting us to their homes and posing for us. As a host you will gaing a rich experience joining for about 2 hours the world of the artists!!

viernes, 4 de julio de 2014

148, Dani Boy


Todas las visitas son especiales, pero ésta lo es por un motivo particular: dibujamos a la esposa de nuestra última incorporación, que ya tiene poco de última, porque parece que forme parte de Dibujo a Domicilio toda la vida.

Dani ha aportado a Dibujo a Domicilio ese sentido del humor de francotirador al descubierto, que al principio sorprende, despues desarma, y acaba conquistando al más desconfiado. Su secreto es tan sencillo como difícil de imitar: Dani piensa que todo el mundo tiene la misma ausencia de malicia que a él le cayó del cielo. Lo mejor es que dibuja como bromea: con precisión, la rapidez del rayo y el convencimiento de que la humanidad es, al menos, tan buena como él.

Y si Dani es un beso sonoro, Maite es un abrazo discreto y envolvente. Parece que no está, pero si está no le falta nada a nadie. No es tímida, pero sí pudorosa, y por eso prefiere seguir tejiendo mientras la dibujamos. Ay, si se diera cuenta de su elegancia...
Hasta tal punto han estado atentos a todo para preparar nuestra llegada, que han llenado la botella de vino con chistes, muchísimos, y ni siquera somos capaces de terminar la sesión hasta que rebañamos el último de cada copa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada