Etiquetas

Bienvenido a nuestro domicilio

Somos un equipo de ilustradores, que vamos en busca de personas que nos brinden su apoyo para desarrollarnos como dibujante ¿ Cómo? Abriéndonos su casa y posando para nosotros.

Dibujo a Domicilio es una iniciativa que busca reactivar el dibujo del modelo al natural, acercar la experiencia del dibujante a las casas para así reactivar el uso de la antigua figura del pintor de cámara, con una mirada más fresca y fomentar de esta manera la experiencia artística ya nos solo por parte dele los artistas sino también por parte del modelo quién quiera que sea nuestro anfitrión!
English
THE WALK IN ARTIST (Dibujo a Domicilio) We are a group of artist in search of people that can give us their support in our development as a illustrators.
This iniciative expects to reactivate natural figure drawing as used in the late middle ages when painters went to palaces to draw members of the royal families but with a fresh and modern point of view. How can this be done? inviting us to their homes and posing for us. As a host you will gaing a rich experience joining for about 2 hours the world of the artists!!

miércoles, 26 de febrero de 2014

Visita 131, Visita Tedx

 Lo primero que vemos al llegar a casa de Chloe y Álvaro es un mapa mundi gigantesco, porque son gente de mundo, y es esa curiosidad la que les ha animado a invitarnos a su casa. 

Si otras veces hemos sido regalos o sorpresas, esta vez somos nada más y nada menos que eso: una experiencia nueva. La experiencia que se ofreció en el evento TEDx*,allí promovimos la vivencia de servir de motivo e inspiración a dibujantes. 
Nuestros curiosos anfitriones son, además, modelos con muy buen gusto: si sus serigrafías de Star wars nos conquistan, la de Bob Dylan del dormitorio, ay, nos roba el corazón completamente. 


¿Y cómo les dibujaremos? Chloe y Álvaro nos han abierto las puertas de su casa con tal naturalidad, que no hay otros dibujos posibles que la cotidianeidad del hogar. Leer una revista, tocar la guitarra o usar la bicicleta (¿hay algo más cotidiano para un urbanita? ¡Pues no debería!) es, al fin, lo que sucede en todas las cosas. Y aún reservamos para el última pose lo más cotidiano, y lo más importante: abrazarse, todos los días. ¡Ahora sí sentimos que esto es un hogar!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada