Etiquetas

Bienvenido a nuestro domicilio

Somos un equipo de ilustradores, que vamos en busca de personas que nos brinden su apoyo para desarrollarnos como dibujante ¿ Cómo? Abriéndonos su casa y posando para nosotros.

Dibujo a Domicilio es una iniciativa que busca reactivar el dibujo del modelo al natural, acercar la experiencia del dibujante a las casas para así reactivar el uso de la antigua figura del pintor de cámara, con una mirada más fresca y fomentar de esta manera la experiencia artística ya nos solo por parte dele los artistas sino también por parte del modelo quién quiera que sea nuestro anfitrión!
English
THE WALK IN ARTIST (Dibujo a Domicilio) We are a group of artist in search of people that can give us their support in our development as a illustrators.
This iniciative expects to reactivate natural figure drawing as used in the late middle ages when painters went to palaces to draw members of the royal families but with a fresh and modern point of view. How can this be done? inviting us to their homes and posing for us. As a host you will gaing a rich experience joining for about 2 hours the world of the artists!!

domingo, 4 de marzo de 2012

EL MUNDO habla de DIBUJO A DOMICILIO


EL ARTE LLAMA A TU PUERTA
Transcripción de la publicación del suplemento Campus del diario EL MUNDO, de España.
 29, de Febrero 2012.
Foto Sergio González
Ana María Nimo

Nota de Dibujo A Domicilio: Es la primera entrevista que nos dejamos ver. estuvimo un año, sin mostrar nuestras identidades. Gracias a todos los que nos abrieron sus puertas confiando en los dibujos y en sus amigos.
Un grupo de “ilustradores a domicilio” se cuelan cada semana en la casa de un modelo anónimo para retratarlo utilizando distintas ténicas pictóricas.

No pudieron estar Alejandro Arma Vidal, Alfonso Rodríguez (Parte del equipo incial) y los dibujantes de apoyo Alya Markov y Victor Zurdo, 
Aunque los roles que desempeñarán las próximas tres horas son bien distintos, la expectación es el sentimiento común a uno y a otro lado de la puerta.  En esta ocasión, el equipo de Dibujo a domicilio -un grupo de ilustradores que cada semana  acuden a una casa distinta para retratar a sus habitantes- llaman a la puerta de Emilio, un publicista, que ha decidido dejarse llevar “por ese lado exhibicionista que todos tenemos” y prestarse como modelo.
Daniela Guglielmetti, Javier Aguilera, Iván Solbes y Ron Carrillo en seguida comienzan a deambular curiosos por el sugerente loft de Emilio, tratando de adivinar cuáles serán los rincones en los que posará su modelo y qué elementos de su universo personal les valdrán cómo complemento para las poses.  Se mueven con soltura, se nota que es un ritual que practican cada semana. «Todo empezó hace poco más de un año « a partir de la necesidad de dibujar», explica Daniela, la ideóloga. En esta profesión tienes que hacer muchos dibujos para alguien y para algo, y en pocas ocasiones lo haces por el simple placer de hacerlo».
Esta artista de origen chileno ha colaborado como ilustradora para medios de información económica en su país de origen. Sin embargo, su espíritu inquieto la ha conducido por derroteros más experimentales. Ella es la promotora de una iniciativa que les ha llevado a participar en el último Festival Viva América organizado por Casa América, donde retrataron a los ponentes del encuentro cultural.
Comenzaron tomando como »modelos a amigos, luego a los amigos de sus amigos y, finalmente y gracias al boca y la difusión de su trabajo a través de Facebook y de su blog (dibujoadomicilio.blogspot.com), a desconocidos.
Volviendo a la sesión, aunque en esta cesión se han personalizado 5 de ellos, el equipo está formado por un total de ocho ilustradores. “Nos comprometemos a asistir tres a cada sesión. A veces también nos vemos condicionados por las dimensiones de la casa a la que nos desplazamos’”.
Hechas las presentaciones pertinentes, y tras un brindis que ayuda a ir entrando en calor, toca meterse en faena. «Bueno, ¿dónde me pongo?, pregunta un risueño Emilio. «Ese sillón parece cómodo», apunta lván, «y es precioso», apostilla Ron.
Emilio toma asiento y Daniela se tira a por el carboncillo, lván agarra un lápiz de carbón prensado y Ron de un boli bic y Javi apuesta por un rotulador. Cada uno de ellos elige una perspectiva y «tres, dos, uno...», Ron pone a correr el temporizador, que sonará 12 minutos más tarde, marcando el final del limite de tiempo destinado a cada pose. Este dibujante con ánimo de escultor es también el encargado de encontrara los modelos más pintorescos. Como aquella anfitriona -de 1,90- que les abrió la puerta subida en unos tacones de 15 centímetros ataviada con un bañador y les animó a que trasladaran la sesión a la plaza más cercana.. A sus espaldas tienen más de 50 sesiones de dibujo como ésta, por lo que anécdotas no les faltan: el grupo de yoga que practicaban posturas imposible los enamorados que se metieron en la bañera, cuando fueron un regalo de cumpleaños totalmente inesperado, etc.
«En general, todos nuestros modelos suelen ser muy amables, lo que varía más de uno a otro es su entrega». apunta Daniela, quien además gestiona la web del colectivo. «Colgamos los dibujos en internet para que los modelos puedan verlos vean, tengan un recuerdos y puedan valorar el resultado», explica y es que los retratos pertenecen a los autores, si los modelos desean adquirirlos, tienen que comprarlos. Aunque la mayoría quedan satisfechos, también los hay que no se ven reflejados en el trabajo de los artistas. «Cuando les enseñamos sus dibujos. algunos buscan ver un retrato exacto, sin embargo, lo que nosotros hacemos es interpretar», explica Iván. Este ilustrador, que centra su trabajo en el diseño de campañas publicitarias, sostiene que «en un mundo tan saturado de imágenes como el nuestro, los «dibujos suponen una manera distinta de acercarse a la realidad». También hay modelos que no lo ponen nada fácil como, por ejemplo, «los niños», según susurra Javi, el coordinador de diseño de la Editorial SM, que resulta ser el más tímido del grupo. Para él, participar en esta iniciativa supone «compartir la experiencia del dibujo con otras personas con el mismo interés y conocer a gente variopinta muy interesante- que comparte un momento íntimo en un lugar personal».
Pi pi piii. Se acabó el tiempo. Emilio se desentumece y los artistas voltean sus dibujos hacia él, que exclama: Halá, ¡qué chulos! Transmiten carácter». Es el momento de refrescar el gaznate mientras debaten cuál será la próxima pose —habrá tres más—. cada va más animados: «¿Y si se sienta allí?» «Esperad que saco unos gorros’. «Mirad esa calavera». «¿Y si se sube a la barra?.
Para ver los dibujos de la sesión de Emilio visita su entrada en este blog: Visita 55 0ff, 15 de febrero 2012 o  directamente al álbum picassa 


Indice de portada
LOS TIEMPOS. Cada sesión dura en torno a tres horas. Durante este tiempo se practican cuatro poses. El modelo debe permanecer quieto los 12 minutos que dura cada posado.
RITUAL.  Las sesiones de dibuio se celebran todos los martes en el domicilio del modelo en cuestión. ‘Cada invitación que recibimos es para nosotros un honor’, asegura Daniela.
AUTORIA. los retratps pertenecen a los artistas, pero se pueden adquirir a través de la web de Dibujo a domicilio. Van firmados con la fecha y el sello de colectivo.
VERSATILIDAD. Aunque las sesiones ocupan el groso de su tiempo como grupo, sus servicios como retratistas son solicitados para conferencias, cumpleaños y demás eventos.
Fuera de la dinámica de las sesiones, entre sus próximos proyectos se encuentran retratar en unas ponencias organizadas por el Instituto Cervantes, y algo que les hace especial ilusióm asistir a la celebración de una boda para dibujar a los invitados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada